Un japonés logra la custodia de 13 niños de madres de alquiler en Tailandia


Un japonés acaudalado ha obtenido este martes la custodia de 13 niños nacidos de madres de alquiler en Tailandia, último giro de un escándalo que sacó a la luz el lado oscuro del mercado de la maternidad subrogada en el país asiático.

El Tribunal Central Juvenil y Familia de Bangkok decidió que Mitsutoki Shigeta, de 28 años, es el “padre soltero” de los menores, incubados por nueve mujeres que contrató en 2013 y con óvulos de donantes.

“Por la felicidad de los 13 niños nacidos de madres de alquiler (…) la corte decidió que serían legalmente los del demandante”, ha anunciado el tribunal de menores de Bangkok.

Mitsutoki Shigeta causó un escándalo en agosto de 2014 cuando la policía tailandesa descubrió nueve niños en un piso de Bangkok junto a siete niñeras y otra mujer embarazada, que después dio a luz a una niña. Las muestras de ADN vinculaban al japonés con los niños y los investigadores lo relacionaron además con otros cuatro menores nacidos por maternidad subrogada.

Las autoridades entonces confirmaron que Shigeta, hijo de un acaudalado empresario japonés, había entrado en el país en 65 ocasiones desde 2012 y fue visto en al menos tres veces abandonando Tailandia con un bebé en brazos.

Según Mariam Kukunashvivi, fundadora de la clínica Nueva Vida de Bangkok consultada por AP al revelarse el escándalo, Shigeta parecía un cliente normal hasta que empezó a multiplicar sus peticiones de vientres de alquiler.

“En cuanto se quedaron embarazadas pidió más. Dijo que quería tener entre 10 y 15 bebés al año, y que quería seguir haciendo bebés hasta que muriera”, explicó Mariam a la agencia AP. “Dijo que quería ganar elecciones y que así podría usar a su gran familia para que le votase”, añadió la responsable de Nueva Vida.