FBI admite fallos al investigar la denuncia sobre el tirador de Florida


Mientras en Parkland (Florida) comenzaban a celebrarse los funerales por las 17 víctimas del tiroteo masivo en el instituto de secundaria Marjory Stoneman Douglas, el FBI entonó este viernes un ‘mea culpa’ por no haber seguido la pista recibida sobre Nikolas Cruz el pasado 5 de enero y que, tal vez, podría haber evitado la tragedia.

La agencia de investigación explicó en un comunicado que a principios de año “una persona cercana a Nikolas Cruz” contactó con la línea pública del FBI y expresó su preocupación por la actitud del hoy autor confeso de una de las peores masacres en la historia reciente de Estados Unidos.

El interlocutor explicó al FBI que el joven de 19 era propietario de un arma y “deseaba matar”. También mencionó el “comportamiento errático y los perturbadores post en las redes sociales” de Cruz. E incluso llegó a mencionar que era posible que llevase a cabo un tiroteo en una escuela.

Esta información debería haber sido trasladada a la oficina del FBI en Miami, siguiendo los protocolos de la agencia, dado que suponía una amenaza potencial. Pero no llegó y no se investigó como tal.

El director del FBI, Christoper Wray, se comprometió a investigar y llegar al fondo de lo ocurrido en este caso. Tras hablar con víctimas y familiares, Wray señaló que el FBI “lamenta profundamente el dolor adicional que esto causa a todos aquellos afectados por la horrible tragedia”.

Esta advertencia parece no estar relacionada con la denuncia acerca de un comentario en Youtube de una persona llamada Nikolas Cruz que decía “Voy a ser un tirador de escuela profesional”. El FBI también ha admitido que recibió este aviso pero que no llegó a relacionarlo con el autor de la matanza.

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, ha ordenado una “revisión inmediata” del protocolo de actuación. “He ordenado que el fiscal general adjunto efectúe una revisión inmediata de nuestros procesos aquí en el Departamento de Justicia y el FBI para asegurar que alcanzamos el nivel más alto de respuesta efectiva y rápida a las señales que nos llegan de riesgo de violencia que nos llegan”, dijo Sessions en un comunicado citado por la agencia EFE.