Alerta en Fiscalía regional por panfleto que amenaza de muerte a tres fiscales, un policía y al director del Inpec


Un panfleto firmado a nombre de las Autodefensas Gaitanistas o ‘Clan del Golfo’, conocido este domingo por funcionarios de la Fiscalía, prendió las alarmas en la seccional regional porque amenaza de muerte a 14 personas, entre esos tres fiscales, una exfiscal, un investigador, un juez y al director del Inpec.

A la cabeza del listado aparece José Bustos Fernández, detective de la Policía en el Atlántico.

En el grupo se incluye a tres fiscales de la unidad contra el crimen organizado: Hugo Quintero ArizaWilder Guerra Millán, cuyos despachos están en la seccional Caribe, y el director nacional de la misma, Juan Carlos Acevedo Vanegas. También Kety Jurado Rueda, exfiscal del mismo grupo.

Las amenazas se dirigen también contra funcionarios del Inpec: el propio general Jorge Ramírez Aragón, director del organismo carcelario, el capitán Guillermo Hernández Aguilar, de la cárcel de máxima seguridad de Cómbita (Boyacá); la dirección de la Penitenciaría de El Bosque y un dragoneante de apellido Rojas.

Las otras cuatro personas son particulares que no están vinculados a organismos del Estado.

¿Los hermanos Borré?

Los hermanos Brayan (i) y Juan Manuel Borré (d), en una de las audiencias de imputación de cargos por los homicidios que confesaron.

Las pesquisas apuntan a que los autores del panfleto son los hermanos Juan Manuel y Brayan Borré Barreto, quienes volvieron a ser noticia este año.

En un informe publicado en marzo pasado, la revista Semana reveló audios de conversaciones telefónicas en las que ordenaban asesinatos, cobros extorsivos y planeaban reorganizar sus redes criminales en Barranquilla.

Al parecer uno de sus interlocutores era Wilson Pérez, hermano de Víctor Carlos Pérez de Alba, quien estaba detenido con los hermanos en la cárcel de Cómbita.

Después de la publicación de la noticia, los Borré fueron reubicados en dos cárceles del país. De ahí surge la hipótesis de que estén detrás de las intimidaciones.

Una fuente explicó a El Planeta que el fiscal Quintero fue quien imputó cargos y solicitó medidas de aseguramiento por los más de 80 homicidios aceptados por los Borré en interrogatorio, después de que en 2014 se sometieron a la justicia como cabecillas de ‘los Rastrojos Costeños’.

Quintero ha sido reconocido al interior de la Fiscalía como uno de sus mejores delegados de la unidad anti bandas criminales de Colombia, “en términos de resultados”.

Jurado era directora de fiscalías en La Guajira en diciembre de 2015, época en la que fueron asesinados cinco jóvenes en un barrio de Riohacha. Una de las víctimas fue Jailer Borré Struen, hijo de Juan Manuel Borré.

“Antes de ser directora en La Guajira fue la fiscal que comenzó la judicialización de los hermanos y ‘los Rastrojos Costeños’”, explicó la fuente.

El fiscal Guerra fue el encargado de presentar la semana pasada, ante el Centro de Servicios Judiciales de Barranquilla, el escrito de acusación por los homicidios confesados.

Acevedo, director nacional de la unidad, se ha negado a reunirse con los Borré. De acuerdo con informes del Inpec, los hermanos han exigido hablar con él, “a través de amenazas  y atribuyéndose crímenes” ocurridos en Barranquilla.

“Además culpan al Inpec de haber sido separados y trasladados de Cómbita, desde donde orquestaban homicidios y otros delitos”, explica la fuente.

Para las autoridades falta confirmar si los Borré aceptaron delinquir al servicio de las Autodefensas Gaitanistas o ‘Clan del Golfo’, o si estarían utilizando el nombre de la banda criminal para sembrar miedo y que los mencionados accedan a sus pretensiones.

“Es una situación peligrosa en extremo, teniendo en cuenta que en la actualidad hay un ‘plan pistola’ del ‘Clan del Golfo’ para matar policías y militares”, puntualizó la fuente contactada por El Planeta.