¿Cómo puedo evitar contraer el Virus del Papiloma Humano (VPH)?


Hoy en día, algunas enfermedades de transmisión sexual antes desconocidas están cobrando una importancia cada vez mayor debido a los riesgos que pueden ocasionar. El diagnóstico del Virus del Papiloma Humano es cada vez más frecuente entre las adolescentes de nuestro país. Muchas son las madres que acuden atemorizadas con sus hijas al ginecólogo o médico de cabecera alertándose por su última exploración. No es para menos, siendo una enfermedad de la que apenas tenemos información y la poca que tenemos, nos alerta de unas consecuencias que, si no se tratan a tiempo, pueden acarrear unos efectos graves y negativos para la salud. Por este motivo, queremos ayudaros a entender un poco mejor el Virus del Papiloma Humano o VPH y sobre todo, indicaros las pautas a seguir para prevenir e intentar evitar contraerla.

¿Qué es el Virus del Papiloma Humano (VPH)?

El VPH son grupos de virus clasificados en tipos de alto y bajo riesgo. Actualmente, es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes y se conocen más de 200 serotipos distintos. Algunos de estos serotipos pueden producir verrugas o papilomas que afectan a la salud de la mujer. Normalmente, la enfermedad es más frecuente en mujeres en la etapa adolescente. Un dato destacable es que la mayoría de las mujeres sexualmente activas contraerá el VPH en algún momento de su vida, aunque un alto porcentaje de ellas ni siquiera será consciente de ello.

 Prácticamente todos los casos de cáncer cervical son causados por infecciones por VPH, en concreto por estos dos tipos: el 16 y el 18. Al alojarse en el cuello uterino, estas verrugas o papilomas pueden provocar cáncer cervical o cáncer de cuello uterino. Una vez contraída la enfermedad, lo más frecuente es que desparezca en un periodo corto de tiempo. Lo normal es que tu ginecólogo o el de tu hija programe una visita en torno a los 6 meses o un año para ver si el virus persiste o ha desparecido.

¿Cómo puedo evitar contraer el Virus del Papiloma Humano (VPH)?

Lo cierto es que actualmente no existe fórmula para evitar el contagio de todos los serotipos. La prevención es la única vía con la que contamos hasta el momento y como es natural debes intentar poner todos los medios posibles para preservar tu salud y fomentar la educación sexual de tus hijos frente a esta y otras posibles enfermedades. El VPH se transmite fácilmente entre parejas por contacto sexual directo. El uso de preservativos puede reducir la probabilidad de contraer la infección, siempre y cuando se usen desde el inicio de las relaciones hasta el final. Actualmente existen vacunas para prevenir únicamente algunos serotipos. Es recomendable acudir al ginecólogo desde una temprana edad para vacunarse antes de mantener relaciones sexuales. La vacuna no sirve para tratar las infecciones por el VPH ya existentes ni las enfermedades relacionadas, pero si ayudará contra alguno de los serotipos de mayor riesgo.