ActualidadMundo

Venezuela, 3 de mayo: un menor asesinado y casi 400 personas heridas


El 3 de mayo pasará a la Historia de Venezuela como el día en que la Policía Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional emboscaron brutalmente a las miles de personas que marchaban pacíficamente en Caracas con cerca de 80 diputados opositores a la cabeza. El recuento de víctimas, cuando todavía se mantienen conatos de violencia, supera récords: un menor asesinado y casi 400 personas heridas -contando lesionados y asfixiados-, la mayoría jóvenes.

También será el día recordado por la esperada irrupción de la rebelde fiscal general del Estado, Luisa Ortega, quien dinamitó la retórica revolucionaria que acusa de terroristas a quienes protestan. «No podemos exigir un comportamiento pacífico y legal de los ciudadanos si el Estado toma decisiones que no están de acuerdo con la ley», contestó Ortega en una entrevista realizada por The Wall Street Journal.

La fiscal añadió que «esta Constitución (la de Hugo Chávez) es inmejorable», ante el proceso constituyente abierto por Nicolás Maduro para mantenerse en el poder. El propio puesto de la fiscal corre peligro ante lo que sería una Asamblea Constituyente elegida de forma «fraudulenta», según la oposición, las Universidades del país y varios países del continente.

El bombardeo de gases lacrimógenos y perdigones sorprendió desde dos puntos distintos a miles de personas, con tal fiereza que hasta los propios militares se ahogaban con sus gases. Una vez reventada la marcha pacífica comenzó un aquelarre violento que al final de la tarde acabó con la vida del menor Armando Cañizales (17), quien sufrió un «trauma penetrante en el cuello que le produjo shock y paro cardiorrespiratorio», según informó Gerardo Blyde, alcalde de Baruta.

Entre los heridos destacan al menos cinco diputados. Freddy Guevara, vicepresidente del Parlamento y mano derecha del preso político Leopoldo López, necesitó 12 puntos de sutura en su pie. Y Julio Montoya, que dirige la investigación de varios escándalos de corrupción, tuvo que ser ingresado tras el fuerte impacto de una bomba lacrimógena en su espalda.

Publicidad

Las imágenes espeluznantes de un conflicto que se torna más violento cada día que pasa se sucedieron una tras otra, entre ellas la embestida de una tanqueta del ejército contra varios jóvenes, que hirió de gravedad a uno de ellos. «Brutal salvajismo policial en Venezuela que no mide consecuencias. ¡Gobierno debe frenar ola de represión y violencia ya!», exigió Luis Almagro, secretario general de la OEA, a través de sus redes sociales.

Con Cañizales se elevan a 39 el número de victimas mortales en el marco de las protestas. Las tres anteriores se habían producido en Valencia, en el centro del país, durante otra noche de ira: uno de ellos fue tiroteado por el dueño de una tienda en medio de un saqueo, más de una decena en las últimas horas, y otros dos fallecieron al chocar su autobús contra una barricada, según la versión de Protección Civil. También un motorista murió en la capital en un choque en cadena provocado por obstáculos acumulados sobre una autopista.


Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/rhyl17b135bm/public_html/wp-includes/functions.php on line 4755