Putin presenta armamento nuclear que hace inútil el escudo antimisiles de EEUU: “Ahora nos escucharán”


El presidente ruso, Vladimir Putin, presentó hoy un nuevo tipo de arma con capacidad nuclear que aseguró es imposible de interceptar, en respuesta al escudo antimisiles de Estados Unidos, país al que acusó de infringir los tratados internacionales de desarme.

Durante su tradicional discurso sobre el estado de la nación ante las dos cámaras del Parlamento, el mandatario anunció un misil balístico intercontinental bautizado Sarmat, con alcance casi ilimitado, uno hipersónico llamado Kinzhal (Puñal) y que también puede portar ojivas nucleares, otro impulsado por energía atómica y un nuevo tipo de torpedo.

“Se trata de los sistemas de misiles estratégicos de Rusia, que hemos desarrollado como reacción a la salida unilateral de Estados Unidos de los acuerdos sobre reducción de armas estratégicas y el estacionamiento de facto de sistemas de este tipo en territorio estadounidense y fuera de él”, señaló el mandatario cuando quedan unas dos semanas para las elecciones presidenciales en las que vuelve a ser candidato.

La actitud de Estados Unidos rompe “el equilibrio estratégico”, añadió Putin, que destacó que ninguna de las armas presentadas se puede interceptar con los sistemas actuales. Algunas ya se encuentran en funcionamiento, indicó. La posesión de armas hipersónicas tiene muchas ventajas en la lucha armada porque podrían ser invulnerables ante los sistemas actuales porque son más rápidas, explicó Putin.

El presidente mostró videos del nuevo misil balístico Sarmat, que pesa más de 200 toneladas, y de otras armas avanzadas mientras era intensamente aplaudido.

Otro sistema avanzado de armas que Rusia ahora tiene es un misil hipersónico, dijo Putin. El sistema actualmente está en modo de pruebas en el sur de Rusia. El misil se lanza desde un avión y alcanza una velocidad de Mach-10 mientras maniobra para atravesar sistemas antiaéreos. El arma se llama Kinzhal y puede equiparse con una ojiva nuclear

“Rusia ha sido y sigue siendo una potencia nuclear. Nadie quería escucharnos. Ahora pueden hacerlo”, ha remarcado el presidente.

El presidente echó la vista atrás hasta la caída de la URSS. Su país perdió el 23% de su territorio y se perdió la mitad de su potencial nuclear. “Nuestros socios tuvieron la sensación que el renacer económico y estratégico era imposible, así que no tenía sentido tener en cuenta a Rusia”. Y Washington, denunció Putin, decidió alcanzar la superioridad militar total, lo que le permitiría dictar los términos en otras áreas.

Moscú está preocupada por la expansión militar de EEUU. “El alcance de sus misiles va a crecer, se despliegan en Japón, Corea del Sur, también en Alaska, en Rumanía. No estoy exagerando”, ha dicho ante su audiencia. “Pero no han podido contener a Rusia”, aseguró el presidente ruso.