Mundo

Pese a emergencia por coronavirus, Trump pretende activar economía de EE.UU

El domingo de Resurrección será “el día de la resurrección de Estados Unidos” “Puedes destruir un país si lo apagas”, ha dicho Trump. “Perdemos miles de personas cada año por la gripe y nunca hemos cerrado el país. Perdemos mucha más gente en accidentes de automóvil y no los prohibimos. Podemos distanciarnos socialmente, podemos dejar de darnos la mano por un tiempo. Morirá gente. Pero perderemos más gente si sumimos al país en una recesión o una depresión enorme. Miles de suicidios, inestabilidad. No puedes cerrar Estados Unidos, el país más exitoso. La gente puede volver al trabajo y practicar el buen juicio”. “El remedio es peor que la enfermedad”, ha añadido, “morirá más gente si dejamos que esto continúe”.

Estados Unidos entró el lunes en su segunda semana de contención de la expansión del coronavirus. Los casos confirmados se multiplican y se acercan este martes a los 50.000. Es ya el tercer país más afectado. La ciudad de Nueva York, que concentra más del 60% de los casos del país, se ha convertido en uno de los epicentros globales de la pandemia, con una tasa de infecciones que se duplica cada tres días.

Al mismo tiempo, las medidas de distanciamiento social decretadas han provocado un frenazo de la economía sin precedentes. Las acciones de Wall Street han perdido una tercera parte de su valor en un mes. Los analistas esperan que la economía se encoja hasta un 30% en el segundo trimestre del año y que la tasa de desempleo se dispare al 13%. En el peor momento de la recesión de 2008, Estados Unidos perdía 800.000 empleos al mes. Ahora, advierten los expertos, puede estar perdiendo varios millones en una semana.

Entre gobiernos y autoridades médicas, el consenso es que la mejor manera de frenar la expansión del virus es mantener a los ciudadanos en sus casas y cerrar los negocios no esenciales. Existe evidencia empírica. China ha logrado aplanar la curva con una estrategia de cierre extremo. El Reino Unido intentó un enfoque diferente, pero ha tenido que dar marcha atrás y ordenar el confinamiento. Hong Kong logró frenar la difusión decretando el distanciamiento y, tras relajar demasiado pronto las medidas estrictas, ha visto un repunte en los casos.

Pero en los últimos días, cobra fuerza entre determinadas voces conservadoras y del mundo empresarial en Estados Unidos la convicción de que el impacto en la economía podría ser más grave para el país que el coronavirus. La Administración de Trump estudia abrir sectores de la economía, aislar poblaciones vulnerables y permitir que los jóvenes vayan a trabajar.

Publicidad EL PLANETA

El próximo lunes expira el periodo de 15 días de vigencia de las directrices publicadas por el Gobierno federal. Para ese día, ha explicado el vicepresidente Mike Pence, “se volverá a valorar cómo se pueden empezar a abrir el país de manera responsable en las próximas semanas”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios