ActualidadNacionalesPortada

El nombre de Char sale a relucir en escándalo de corrupción de grupo socio de Triple A


En medio del remolino judicial y político suscitado en España por la operación contra presuntos actos de corrupción en el grupo Canal de Isabel II, empresa pública de ese país y socio mayoritario de la barranquillera Triple A, salió a relucir el nombre del alcalde Alejandro Char Chaljub.

Un informe del portal de noticias El Confidencial, publicado este domingo, detalla que la trama de manejos irregulares se destapó tras un viaje que Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid y presidente de Canal entre 2003 y 2012, realizó en 2008 a Cartagena.

A González lo acompañaron Ildefonso de Miguel, director gerente del Canal entre 2004 y 2009, y José María Serra Peris, exsecretario de Estado español y exdirectivo del Canal.

Una fuente anónima citada por El Confidencial, la cual “ha decidido explicar algunos de los pormenores del famoso viaje”, aseguró que los tres vinieron a Colombia «a pagar comisiones, no a recibirlas». «Fueron a pagar, no a cobrar».

Llegaron a Bogotá el 28 de agosto en el vuelo AV8548, con el objetivo de reunirse con el entonces presidente Álvaro Uribe. En la capital les esperaba Edmundo Rodríguez Sobrino, presidente de Inassa (filial suramericana del Canal) y hasta mediados del año pasado presidente de la junta directiva de Triple A.

Publicidad

Rodríguez fue uno de los 12 capturados por la Guardia Civil española en la denominada ‘operación Lezo’, la cual implica también a González. El exdirectivo de Triple A pasó el fin de semana en prisión, luego de declarar ante un juez.

“Se trata de una fuente solvente que durante años estuvo en uno de los departamentos más sensibles de esta sociedad con sede en Barranquilla (Colombia)”, refiere el medio español.

El viaje a Colombia se extendió hasta el 4 de septiembre de 2008.

Dentro de la ‘operación Lezo’, los investigadores sospechan que algunas de las operaciones que la empresa pública madrileña hizo en Latinoamérica estuvieron «hipervaloradas ficticiamente».

Es decir, que el Canal compró su participación en sociedades pagando precios inflados para desviar luego parte de esos fondos públicos a paraísos fiscales.

Los investigadores sospechan que algunas de las operaciones que la empresa pública madrileña hizo en Latinoamérica estuvieron «hipervaloradas ficticiamente»

Tras ser llamado a declarar a la comisión de auditoría de la deuda, De Miguel dio su explicación en la Asamblea.

“Vamos a ver, el viaje a Colombia, perdónenme la expresión, es una historia ridícula, es decir, nosotros fuimos a ese viaje según marcaba la agenda, para tener una reunión con el presidente de la República de Colombia, y en ese viaje también estaba previsto el contacto con el alcalde de Barranquilla; era un viaje, por tanto, institucional”.

Pero esa no era toda la verdad, de acuerdo con El Confidencial. La reunión era importante porque Canal de Isabel II tenía problemas con la Triple A, considerada la joya de la corona de su filial latinoamericana Inassa.

“En 2008 la Triple A contaba con 777 empleados e ingresaba 171.600 millones de pesos colombianos. Un buen negocio que se estaba resintiendo (los ingresos habían bajado un 25% desde 2004), pero que había que mantener como fuese. La Triple A era y es el buque insignia de Inassa (hoy factura 152 millones de euros al año)”, refiere El Confidencial. La cifra de 152 millones de euros al año equivalen a $468 mil 330 millones.

La cita con Uribe se produjo. Tres vehículos blindados y escoltas del Gobierno acompañaron a la delegación madrileña por Bogotá.

González quería que Uribe les ayudase con el alcalde de Barranquilla, Alejandro Char. El motivo del interés es que no llegaban buenas noticias desde Colombia, siempre según El Confidencial.

La administración Char (primero periodo 2008-2011) estudiaba que el Canal perdiera peso en el accionariado de Triple A para que entraran en él otros importantes empresarios del país: su cuñado Guido Nule y los primos de este, Miguel y Manuel Nule.

Guido Nule Marino es hermano de Katia Nule, exreina del carnaval de Barranquilla, esposa de Char.

González quería que Uribe les ayudase con el alcalde de Barranquilla, Alejandro Char. El motivo del interés es que no llegaban buenas noticias desde Colombia.

Los Nule, que después fueron procesados y están condenados por el llamado ‘Carrusel de la contratación’ en Bogotá, habían ganado el mismo año el contrato del sistema de recaudación del transporte de Barranquilla, Transmetro, y habían puesto sus ojos en la Triple A.

Tras la visita oficial a Bogotá, la delegación madrileña cogió otro vuelo a Barranquilla, la sede de Inassa. Allí había que reunirse con el propio Char.

«La información que manejábamos en Inassa es que hubo que pagar para convencer a Char. En Colombia se hacían así las cosas», sostuvo la fuente contactada a El Confidencial.El informe del portal español agrega que, por lo sucedido, las reuniones tuvieron éxito, ya que el Canal siguió teniendo la mayoría de Inassa.


Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/rhyl17b135bm/public_html/wp-includes/functions.php on line 4755