Noticias-1

La historia detrás de un «meme»


Débora Cristina, nunca pensó que una foto de ella en 2012, cambiaría su vida.

La brasileña tenía 15 años cuando estaba en una fiesta familiar, se puso unas gafas oscuras y se tomó una selfie con su celular, la cual montó como foto de perfil en Facebook.

Poco después de publicar la foto, lo primero que se ganó fueron unos «Me Gusta». Pero unos días después Débora notó que algunos desconocidos estaban compartiendo la imagen.

De esta manera, no tardó en darse cuenta que tristemente su foto se estaba convirtiendo en un meme, imágenes que son utilizadas para hacer burlas y bromas y que se comparten en internet.

En tono de burla, a Débora comenzaron a llamarla la «diva de Oakley», una marca de gafas de sol.

Publicidad

A raíz de ello, Débora se reclutó en su casa para evitar que la reconocieran en otras partes. En ese tiempo, abandonó la escuela, dejó de salir y pensó en el suicidio.

No obstante, la foto había dejado de circular en las redes, pero siete años después, es decir, hoy, volvió a ser viral.

Débora, que ahora tiene 22 años y un hijo de 3 años, trabaja como dependiente en una farmacia en Sao Paulo y está buscando la forma en que esta nueva oleada de memes no la afecte como antes.

A pesar de ello, es inevitable el alcance que puede tener la difusión de imágenes, sobre todo una gran repercusión sobre la vida de la persona implicada.

Dicha exposición llega a ridiculizar a alguien en unas proporciones mayúsculas, porque basta un clic para compartir una foto que llega hasta el otro lado del mundo.

Como el contenido se puede viralizar y no se puede borrar por completo de las redes, la persona no puede desconectarse de él. Así que el ridículo en internet puede estar presente para siempre.

Resultado de imagen para cyberbullying

El hostigamiento por medio de internet, según indican las estadísticas, es más propenso en niños y niñas en proceso de entrada en la adolescencia. Sin embargo, un dato llamativo es que las víctimas son en su mayoría mujeres, pero que también las agresoras son chicas.

El tema del cyberbullying es reconocido por redes sociales como Instagram y Facebook, por tanto, éstos invitan a su comunidad a informar sobre el contenido que creen que no debería estar en la plataforma porque infunde intimidación.

Débora, sin embargo, dice que desde 2012 ha reportado todos los memes con su selfie y también le pide a sus amigos que informen el caso a Facebook y nunca han sido borradas.


Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba