Colombia en rusia, futbol en paz y con futuro


Por Victor Manjarrés Cabas

@comandantezeta

 

La selección Colombia se despidió hoy del Mundial de Rusia 2018, dejando un sabor muy amargo pero esperanzador como una taza de café en las montañas del Huila, hoy Colombia jugó para quedarse, con la solidaridad y sacrificio a la altura de las circunstancias, el esfuerzo no se negocia más, no nos ganan de camiseta, los europeos nos tienen que respetar, estos chicos son de alta alcurnia, de élite, nos conmueve la manera que fusionan el juego (por momentos) con la actitud. Estos chicos hoy son ejemplo para nuestros niños asumiendo los retos mirándolos a la cara y enfrentándolos con pasión, convicción y persistencia.

 

El principio

 

El plan de Pékerman arrancó con frustraciones, nos superaron en la mitad, corrían más que nosotros, nos anticipaban, nos doblegaban, nos maniataban. El plan de don José era malo? Yo no creo, en su cabeza estaba atacarlos, con un 4-3-3, presionándolos con 5 en el medio y salir con Arias y Mojica para generar volumen de juego en el sector inglés. Ese plan lo frustró Inglaterra, ellos con un dibujo de 3-5-2. Y no le encontrábamos la vuelta.

 

La búsqueda de la vuelta

 

El despliegue de Wilmar Barrios daba para pensar que podría sobrar un volante en primera línea, después del minuto 25 se apagó Inglaterra o se sacudió Colombia, cualquiera de las anteriores, nos asentamos en la cancha, Quintero era el más claro, desahogaba con los cambios de frente, pero nos faltó profundidad, ellos tampoco la tuvieron.

 

El segundo tiempo

 

Hubo una jugada que marcó inexpugnablemente el destino de la eliminatoria, el penal que decretó el árbitro gringo Geiger Mark al minuto 56 con amarilla a Carlos Sánchez,

hasta ese momento el arbitraje dejaba muchas dudas, pero después de esa fatídica jugada fueron peores las sensaciones, el mal comportamiento de los ingleses nunca fue juzgado como se debió. El VAR brilló por su ausencia, quiero pensar que fue por casualidad y no por causalidad.

 

El hallazgo de la vuelta

 

Pékerman como buen DT le metió mano al partido, hizo un par de variantes, cambió el dibujo, y rotó permanentemente a nuestros centrocampistas, y Colombia tomó un segundo y definitivo aire, tomó las riendas del partido y compitió, jugó, y empezó a tocar la puerta del área, Falcao asumió siempre su rol de líder y su despliegue fue conmovedor, estaba en todas, fastidiando a cuanto inglés se interponía, se hacía sentir con el árbitro, pateó el primer penal. Cuadrado la tuvo, pero no nos caímos, el chip ya cambió, y Colombia insistió y persistió, desde los cielos volvió a llegar el gol, con el grandísimo Yerry Mina, tercer defensor que marca 3 goles en una Copa Mundial. Y el júbilo volvió a ser inmarcesible.

 

El final

 

Lo tuvimos en el primer tiempo extra, ellos lo tuvieron en el segundo. Los penales es otra historia, ellos nunca habían ganado una tanda de penales en Copas del Mundo, la quinta fue la vencida, hoy con Pickford quién se preparó duramente los últimos 3 meses antes del torneo atajando penales, le valió y ganaron por fin una, nos dejaron afuera en nuestra primera serie de penales de nuestra historia en Mundiales.

 

La conclusión

 

Lo lograron de nuevo, ya se acostumbraron a hacernos soñar, a ponernos contentos, a agrandarnos el corazón, son unos chicos muy grandes, y con un futuro enorme, seguramente nos irá mejor o peor, pero lo que estos jugadores han logrado es a mantenernos unidos, en paz, agarrados de la mano, abrazados al sueño, a punta de verraquera y amor por nuestro país, somos mejores con esta clase de gestas, con estos ejemplos, la afición colombiana de 10 puntos en Rusia, como en Brasil, demostramos que los buenos somos más. Muchas gracias Profe! Muchas gracias muchachos! Qatar nos espera.