Trump despide al secretario de Estado, Rex Tillerson, y le sustituye por el jefe de la CIA, Mike Pompeo


El presidente de EEUU, Donald Trump, ha despedido al secretario de Estado, Rex Tillerson, después de una serie de choques sobre la política sobre Corea del Norte, Rusia e Irán, y le ha sustituido por el jefe de la CIA, Mike Pompeo.

Así lo ha anunciado en su cuenta de Twitter el mandatario americano. “¡Él hará un fantástico trabajo! Gracias Tillerson por tu trabajo”, ha señalado en la cuenta de la red social. A través del mismo mensaje ha anunciado que Gina Haspel, será la nueva directora de la CIA. Haspel es la primera mujer al frente de dicho organismo.

Este paso supone la mayor sacudida al Gabinete de Trump desde que tomó el poder en enero de 2017. El anuncio ha sido realizado por Twitter mientras la Administración se prepara para una cita sin precedentes con el líder de Corea del Norte.

La partida de Tillerson llega tras meses de fricción entre el presidente republicano y el ex presidente ejecutivo de Exxon Mobil, de 65 años. Las tensiones alcanzaron su punto máximo el otoño pasado en medio de los informes de que Tillerson había llamado a Trump “imbécil” y consideró renunciar.

“Hemos estado hablando de esto durante mucho tiempo”, dijo Trump en el césped de la Casa Blanca hoy, ante los medios, y antes de partir a California para visitar el muro. “Realmente nos llevamos bastante bien, pero discrepamos en cosas”.

Trump citó el acuerdo nuclear de Irán como un ejemplo de desacuerdos con Tillerson y dijo que él y Pompeo tienen “un proceso de pensamiento similar” y, según CNN, que siempre han estado en “la misma onda”.

Fuentes oficiales dicen que Tillerson desconocía las razones de Trump y que pretendía permanecer en el puesto.

El lunes, Tillerson cargó contra Rusia por el envenenamiento del ex espía ruso y su hija. Anteriormente, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, se había abstenido de decir que Moscú era responsable.

Un alto funcionario de la Casa Blanca dijo que Trump le pidió a Tillerson que renunciara el viernes, pero que no quería hacerlo público mientras estaba en un gira por África. El anuncio de Trump en Twitter se produjo sólo unas pocas horas después de que Tillerson aterrizara en Washington, que había sido interrumpido.