Por qué tu negocio necesita un poco de aventura


Puede sonar extraño pero agregar un poco de aventura a tu negocio puede acelerar el proceso de innovación, detectar conexiones poco comunes y mantener a tu equipo motivado para encontrar soluciones potentes. Pero no es común que las empresas introduzcan el factor aventura en su negocio. Hacerlo requiere disciplina y un compromiso de cambio activo.

“Las mejores invenciones vienen dadas por las aventuras y por los fallos.” Por ello es importante intentarlo. Aquí te dejamos algunos de los ejemplos de aventuras:

Logra conexiones poco comunes

Una parte muy importante de agregar el factor aventura dentro del trabajo es lograr realizar conexiones poco comunes. Esto requiere práctica. Las mejores empresas han conseguido hacer un hábito de cambiar las cosas de sitios, hacer las cosas al revés, buscar el camino más excitante. Por ejemplo, Steve Jobs se inspiró visitando una fábrica de chucherías y entonces usó esa motivación para la paleta de colores de imac. Para hacer un hábito de la conexión de puntos, necesitas crear un camino y mostrárselo a tu equipo de trabajo. Es todo parte un proceso de innovación.

Se generoso

La innovación viene del cambio de perspectiva y los actos de generosidad son la forma más rápida para conseguirlo. Haz algo bueno por alguien sin esperar recibir nada a cambio. Esto puede generar ideas novedosas e innovadoras de las que no creías capaz de pensar. A veces necesitas salir de los problemas de tu negocio para encontrar las soluciones. Tener un momento con otro ser humano y conectar puede ser el cambio de actitud que necesites.

No seas duro contigo mismo

Existen muchísimas maneras de añadir aventura a nuestros negocios, pero no es siempre la tarea más fácil. Requiere cuerpo, mente y alma, y también la valentía de lograr algo diferente. Así que no te castigues si no lo logras a la primera, tienes muchas oportunidades.