Las tendencias que marcaron el Mobile World Congress de Barcelona


En el Mobile World Congress de Barcelona, que este año se celebró del 26 de febrero al 1 de marzo, se muestran las tendencias de futuro en la industria de las telecomunicaciones. Esta vez, además de innovaciones de alta tecnología hubo en la feria algunas propuestas curiosas:

5G

El sector lleva años hablando de las ventajas de la red con su enorme capacidad de transmisión de datos y mínimos tiempos de reacción (latencia). Ahora ha llegado el momento de que las novedades se vayan concretando. La empresa japonesa Docomo mostró, por ejemplo, en Barcelona un robot que imita al instante a través de la red 5G los movimientos de una persona. Después de un par de gestos de calentamiento, el robot pinta jeroglíficos y un dragón. La persona que dirige al robot con sus movimientos ve la imagen a través de los ojos del robot mediante unas gafas VR.

VR y AR

Diversas empresas mostraron este año cómo utilizar la realidad virtual (VR) y los contenidos artificiales insertados en la realidad (AR o realidad aumentada). La empresa de asesoría Accenture presentó un sistema mediante el que se estudian las reacciones de las personas durante los viajes en coches robot. En concreto se analizan situaciones cercanas a un accidente o errores del software, es decir, aquellas que hay que estudiar en el laboratorio mejor que en la calle. Se pregunta a los usuarios por sus emociones y sensores ubicados, entre otros lugares, bajo el asiento registran su postura corporal -también para que el equipamiento interno del automóvil reaccione de forma adecuada en caso de emergencia-. La firma francesa SimforHealth mostró en Barcelona una aplicación virtual mediante la cual los médicos pueden entrenar operaciones a corazón abierto.

Diseño

La feria de Barcelona es también un escaparate del diseño en los smartphones, y en este aspecto se vio claramente que el marco de los celulares es una especie en extinción. Muchos fabricantes siguen la línea del líder de mercado Samsung de dejar únicamente dos franjas delgadas en la parte superior e inferior. Arriba para la cámara y el altavoz y abajo más que nada por la simetría. En Asia ha tenido un éxito enorme, sin embargo, la solución planteada por Apple -y muy criticada- de meter los sensores en el extremo superior dentro de un hueco en el centro del teléfono pero rodeado de las esquinas de la pantalla, que se ven como si fuesen orejas o unos cuernos. En Barcelona, al menos seis fabricantes mostraron modelos con estos huecos (“notch”), que no aportan nada a nivel tecnológico.

Inteligencia Artificial

No hubo presentación en la feria a la que le faltara el concepto del año. Pero en el centro de las propuestas se ubica la cámara: el software reconocerá lo que está viendo para darle al usuario información adicional o para adaptar los ajustes para la foto. El nuevo modelo insignia de Samsung, el Galaxy S9, contará asimismo con una traducción a idiomas extranjeros.

El encanto de lo retro

Hace un año, HMD Global, dueño de la marca Nokia, centró la atención con su versión renovada del legendario teléfono Nokia 3310 de los años 90. Pese a que hoy en día se usan los smartphones, la empresa finlandesa asegura haber vendido millones de estos dispositivos. Ante el éxito, la compañía relanzará este año el celular 8110 con tapa deslizable que salía en una escena de la película de culto “The Matrix”.