Julian Assange ya es ecuatoriano: Ecuador le concedió la ciudadanía y una cédula de identidad


Julian Assange, recluido en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, obtuvo en diciembre la ciudadanía ecuatoriana y una cédula de identidad del país andino. La noticia se ha dado a conocer un día después de que la ministra de Relaciones Exteriores de Ecuador declarara que “no es sostenible” mantener al fundador de Wikileaks en asilo político e hiciera un llamamiento a la cooperación internacional para “buscar una salida”.

Assange, responsable de filtrar en Internet los diarios de la guerra de Afganistán, los registros de la guerra de Irak, los documentos diplomáticos de Estados Unidos o el programa de ciberespionaje de la CIA, lleva más de cinco años encerrado en la Embajada ecuatoriana de Londres para evitar ser detenido por las autoridades británicas y enfrentarse a una posible extradición a los Estados Unidos.

Si Assange sigue en su refugio es gracias a una petición de asilo que el presidente Rafael Correa aceptó en junio de 2012, al considerar que la vida del ciberactivista peligraba con una hipotética extradición a Estados Unidos. En 2016, tras un intento de asalto a la embajada, Ecuador reiteró su compromiso de proteger la vida de Assange, pero también empezaron los rumores de que el gobierno ecuatoriano se estaba hartando de su huésped por su papel en la guerra cibernética entre Rusia y Estados Unidos y las presiones del gobierno estadounidense para silenciarlo.

Hoy sabemos, y parece una buena señal para Assange, que Ecuador le concedió la nacionalidad el pasado 21 de diciembre. El australiano tiene ahora su propia cédula de ciudadanía ecuatoriana con número 1729926483 (un código correspondiente a la provincia de Pichincha) y también contaría con un nuevo pasaporte. Assange lo ha celebrado en Twitter con una foto suya vistiendo la camiseta de la selección de fútbol de Ecuador.