Fiscalía solicita medida de aseguramiento contra directivos de la Universidad Metropolitana


Barranquilla, 29 jun. La Fiscalía General, presentó la solicitud de audiencia ante un juez de garantías para imputarles cargos a los señores Luis Fernando Acosta Osío (Cónsul de Polonia y miembro de la Junta Directiva de la CRA), Juan José Acosta Osío (actual rector del alma mater), Eduardo Acosta Bendek, María Cecilia Acosta Moreno, Alberto Acosta Pérez y Gina Díaz de Acosta.

El ente investigador pretende acusar a los directivos por las presuntas irregularidades cometidas al momento de hacerse con el control de la Fundación Acosta Bendek, la Universidad Metropolitana y la Fundación Hospital Universitario Metropolitano.

El Planeta pudo conocer que la Fiscalía va a formularles imputación de cargos por los delitos de Fraude Procesal, Falsedad Ideológica en documento privado y obtención de documento público falso.

Lea también: El trasfondo de la pugna por la Fundación Acosta Bendek

La Fundación Acosta Bendek

El cambio de rector de la Universidad Metropolitana hace un año, tal como lo dio a conocer el periódico El Heraldo, abrió un capítulo en el pleito por uno de los bienes más preciados en la herencia del fallecido exsenador Gabriel Acosta Bendek: La Fundación Acosta Bendek.

En su momento el exrector Carlos Jaller impugnó ante el Ministerio de Educación su relevo y el nombramiento de Alberto Acosta Pérez, en el máximo cargo de la institución educativa. Alegando que fue violado el debido protocolo y que su salida no fue una decisión tomada en una reunión del consejo directivo.

Juan José Acosta Osío, actual rector de la Universidad Metropolitana.

Y es que la importancia de la Fundación Acosta Bendek radica en que permite controlar el alma mater y el Hospital Metropolitano, que acumulan ingresos anuales superiores a los $75.000 millones de pesos.

La puja por el control de las instituciones y  la fundación comenzó con el fallecimiento de Gabriel Acosta Bendek. El primer conflicto se dio entre Ivonne Acosta y la viuda, Soraya Corzo.

En su momento la Cámara de Comercio de Barranquilla definió en septiembre de 2014 el pulso a favor de Acosta Acero, al confirmar que no era fidedigna un acta de asamblea (de 2010) en la que Corzo fue designada secretaria y reemplazante de Gabriel Acosta, en caso de que faltara temporal o permanente.

Ivonne Acosta asumió así la presidencia de la fundación, de la cual era vicepresidenta desde 2008, tras la muerte de su mamá en 1995. Y como parte de sus primeras decisiones, encargó a su hermano Alberto Acosta Perez la dirección del hospital y a su esposo, Carlos Jaller, la rectoría de la universidad.

La Pugna por la Universidad

La nueva pugna se centró a partir del año pasado en la Universidad Metropolitana. Los intereses se dividieron entre los esposos Jaller Acosta y otros integrantes de la familia Acosta, liderados por Luis Fernando Acosta Osío y Alberto Acosta Pérez.

Las diferencias llegaron al punto que el grupo liderado por Acosta Osío solicitó a Jaller que aprobara reformas que les permitieran quedar con la mayoría de puestos en el consejo directivo, propuesta que el directivo rechazo.

Puede interesarle: Revelan audios de presuntos implicados en mercado negro de cupos en la Universidad Metropolitana

Carlos Jaller, exrector de la Universidad Metropolitana y esposo de Ivonne Acosta Acero.

Hasta entonces hacían parte del consejo Luis Vargas Ripoll, representante de la Arquidiócesis; Jorge Hernández, por los gremios; Gina Díaz, esposa de Alberto Acosta; Luis Fernando Acosta Osío, primo de los hermanos, e Ivonne Acosta.

Producto del requerimiento a Jaller, su esposa excluyó de la mesa directiva a su cuñada (Gina Díaz de Acosta) y primo (Luis Fernando Acosta), y designó en su reemplazo a Belle María Acosta e Isa Abuchaibe. Acosta Acero realizó los movimientos porque, como presidenta de la fundación,  puede nombrar tres delegados de la misma en la cúpula de la universidad.

El Proceso

Las impugnaciones de los esposos Jaller Acosta y su apoderado jurídico llegaron a la Cámara de Comercio de Barranquilla (CCB) porque el nombramiento de Alberto Acosta Pérez fue posible, según el recurso, luego de una reunión de fundadores de la Fundación Acosta Bendek que no existió.

Lea también: Fallos judiciales modificarían dirección de la Universidad Metropolitana

En esa cita se estableció que Alberto Acosta tomara el lugar de Ivonne, en la presidencia de la fundación. Con el nombramiento, y teniendo en cuenta su facultad discrecional, Acosta Pérez removió las fichas en el consejo directivo de la universidad, y delegó a Luis Fernando Acosta y María Cecilia Acosta. Al parecer en el afán de lograr esta maniobra incurrieron en los delitos que le serán imputados por parte de la Fiscalía.

Estructurada una nueva mesa dirigencial de la Unimetro, esta se reunió y mediante el acta 112 del 1ro. de julio de 2016, nombró como rector a Acosta Perez de la Intitución.

Posteriormente mediante la Resolución 71632 de 2016, expedida por la Dirección de Cámaras de Comercio de la Superintendencia de Industria y Comercio, entró a mediar en esta puja, resolviendo anular los actos que modificaron el estatuto y la junta directiva de la Fundación, así como ratificó como representante legal y presidente de la FUNDACION ACOSTA BENDEK, a la señora Ivonne Acosta Acero, hija de los fundadores, el médico y ex senador Gabriel Acosta Bendek  y su esposa, Sofía Acero de Acosta (ya fallecidos).