EEUU anuncia sanciones para una veintena de empresas de Venezuela por conexiones con el narcotráfico


El Gobierno de Estados Unidos incluyó este lunes en su ‘lista negra’ de narcotraficantes a Pedro Luis Martín Olivares, un antiguo alto cargo del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) de Venezuela, al que acusa de haber lavado dinero junto a Hugo Carvajal, hombre de confianza del fallecido Hugo Chávez.

El Departamento del Tesoro estadounidense también anunció sanciones contra otros dos venezolanos, Walter Alexander Del Nogal Marquez y Mario Antonio Rodríguez Espinoza, por haber proporcionado ayuda financiera y tecnológica a Martín Olivares para sus supuestas actividades de narcotráfico.

Como resultado, el Tesoro sancionó a 20 compañías de Venezuela y Panamápropiedad de esos tres individuos, que ahora tendrán congelados todos los activos que puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y tendrán prohibido hacer transacciones financieras en Estados Unidos. “Esta acción es una respuesta a las extensas actividades de Martín Olivares para el tráfico de drogas y el lavado de dinero. La corrupción sistemática y el colapso del Estado de Derecho son características definitorias del Gobierno de Venezuela”, afirmó en un comunicado el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

El Tesoro identificó a Martín Olivares como ex jefe de la sección de inteligencia financiera de la extinta Dirección de Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), ahora Sebin. Según dicha institución, éste “explotó su posición en el Gobierno” venezolano y aceptó sobornos de narcotraficantes que operan en Venezuela y Colombia como parte de un “plan más amplio” para facilitar el tráfico de drogas a través del espacio aéreo venezolano.

También, según Estados Unidos, facilitó el tráfico de cocaína en la frontera entre Colombia y Venezuela mediante el pago de sobornos a funcionarios venezolanos.

Además, el Tesoro afirma que Martín Olivares trabajó con otros funcionarios venezolanos para el lavado de dinero, ente ellos Hugo Armando Carvajal Barrios, ex director de la inteligencia militar venezolana, al que EEUU reclama por delitos de narcotráfico relacionados con las FARC. Carvajal Barrios fue detenido en 2014 en Aruba, territorio holandés, pero las autoridades holandesas le pusieron en libertad, de forma que pudo volver rápidamente a Venezuela, donde recibió el apoyo del Gobierno de Nicolás Maduro, que calificó el incidente de “secuestro”.