Director de Los últimos Jedi tuvo que cambiar una escena por culpa de un juguete


“¡Merchandising! ¡El dinero de verdad viene del merchandising!”, decía Yogurt (una parodia de Yoda) en la película Spaceballs. Fíjate si es importante el merchandising para la saga Star Wars que el director Rian Johnson tuvo que cambiar una secuencia de Los últimos Jedi por un juguete.

 La historia ha sido desvelada por Mike Mullholland, supervisor de efectos especiales de Industrial Light & Magic, durante una charla en el VFX Festival de Londres. Mullholland y su equipo habían animado ya una de las secuencias más memorables de la película cuando Johnson les pidió un cambio.

Se trataba de la escena en la que Kylo Ren vuela su TIE Silencer alrededor de la nave de la Resistencia, pegando tiros a diestro y siniestro hasta que le toca apretar el gatillo para matar a su madre, Leia Organa.

El equipo de VFX había creado un modelo en el que la TIE Silencer tenía los cañones en la parte inferior de la nave, pero Rian Johnson recibió el prototipo de un juguete que había sido diseñado con los cañones en las alas. ¿Qué ocurrió? Que tuvieron que rehacer la escena con la TIE Silencer disparando desde las alas.

“Había oído hablar de la influencia de los juguetes en el pasado, pero esa fue mi primera vez”, ha explicado Mullholland. Desde luego, los fans habrían estado muy descontentos si el juguete no hubiera coincidido con lo visto en la película.