#CalaEnBarranquilla, para no olvidar

Previous Next
Previous Next

El día de la conferencia con CALA llegó.

Muchos fueron los barranquilleros que el pasado miércoles 22 de noviembre esperaban en la entrada del Centro de Convenciones Blue Garden del Hotel Hilton para vivir la experiencia de ver por primera vez a Ismael Cala en Barranquilla en un evento de asistencia masiva.

Las puertas del salón abrirían a las 6:00 pm, sin embargo, desde las 4:00 pm ya había personas que aguardaban por entrar a escoger la mejor ubicación, la que les permitiera ver a Cala más cerca.

La hora de inicio llegó  y el lugar estaba a reventar. Todos a la expectativa de lo que en contados minutos vivirían. El video con el que el conferencista antecede cada una de sus charlas empezó a rodar, mientras los asistentes en sus asientos se acomodaban y con sonrisas en sus rostros se preguntaban entre sí: ¿”por cuál lado del salón entrará”?

Pero su entrada no fue problema. El video terminó, e Ismael entró al salón saludando con un apretón de manos a todo aquel que encontraba a su paso hasta llegar al escenario. Con una enérgica apertura en la que puso a saltar y bailar a todos les dio la bienvenida a ‘Despierta con Cala’.

Una conferencia que como él mismo explicó trata sobre “la filosofía de vida que ha descubierto a través de los años y que se centra en la Arquitectura del Ser, compuesta por las 7 etapas por las que este atraviesa en su vida”, y que termina conformando un cóctel de conocimientos que le permiten autoconocerse y al que Cala llama “Mojito Cubano”.

En ‘Despierta con Cala’ hubo tiempo hasta para aprender a respirar, un método aprendido por Ismael y que compartió con los barranquilleros asistentes, porque como él mismo expresó no le gusta quedarse con nada de lo bueno que aprende en la vida. “Vine a Barranquilla a darlo todo”, aseguró.

Y vaya que no se quedó con nada. La conferencia de tres horas estuvo cargada de información científica, emocional, espiritual, psicológica, geográfica y hasta cultural.

Con la participación activa de cada espectador Cala tuvo la atención del auditorio hasta el final. Hubo espacio para dinámicas grupales y en dúo, en las que cada participante abrió su alma para hablar de sí, y recibir a cambio la honestidad y atención genuina del otro, dispuesto a escucharle y abrirse de vuelta. Una conferencia fuera de serie, nada común y seguramente, difícil de olvidar.

El calor humano del bestseller cubanocanadiense y su evidente pasión por transmitir lo vivido y aprendido cautivó a los barranquilleros. Quienes con aplausos al final de la noche le dejaron sentir su agradecimiento.

CALA prometió volver en el 2018, con su gira mundial “El negocio de ser tú”, una segunda parte que promete mucho.