¿Belleza a cualquier precio?


Por: Vicky Velásquez MD 

En estos días, anda circulando un artículo sobre un caso de mala praxis, cierto o no, según relatan, lo que inició como el deseo de una mujer de verse más joven con la ayuda de unas inyecciones de rejuvenecimiento facial, el cual terminó en el fatal desenlace de pérdida de visión. El procedimiento, al parecer, fue realizado por una cosmetóloga que no tenía conocimiento acerca de la anatomía facial ni de la relación vascular de todas las estructuras.

Mala praxis es un término que se utiliza para referirse a la responsabilidad profesional por los actos realizados con negligencia, en este caso, médica. Este tipo de negligencia se produce cuando el médico no cumple los parámetros mínimos y estándares para enfrentar un caso clínico. Cuando existe una omisión consciente en el que se deja de cumplir un acto que el deber funcional exige, por lo que, si se produce un daño, es totalmente punible judicialmente, en el caso que suceda y se detecte.

Como médicos, se nos entrena en la correcta aplicación de materiales de relleno, así como de plasma rico en plaquetas, el cual debe ser aplicado en la piel, no por debajo de ella. Son técnicas de cuidado, porque, aunque parezcan inofensivas, ponen en riesgo la vida humana.

Una persona que no cuente con los conocimientos necesarios, no sabrá que cada procedimiento tiene su manejo. Por ejemplo, no sabrá que, en cuanto a los rellenos para el rejuvenecimiento facial, está prohibido ponerlos en el área del entrecejo (causa del daño en el caso expuesto), debido a que por ahí pasa una rama de una arteria que irriga la retina.

Por eso me propongo por medio de este blog ayudar a esclarecer esos mitos y verdades sobre los diferentes tratamientos de belleza, brindarles a ustedes la información necesaria  para que puedan tomar una mejor decisión.

Los profesionales en salud, estamos en la obligación de ser sinceros con nosotros mismos, con nuestra profesión y con nuestros pacientes a la hora de reconocer si estamos capacitados o no para realizar cualquiera de estos procedimientos.

Y como pacientes, estamos en el derecho y la obligación de escoger en manos de quién ponemos nuestro cuerpo y nuestra vida, cuando de salud se trata, nunca será bueno escatimar en gastos o en cercanías.  La mayoría de veces, lo barato salo caro.

Plasma rico en plaqueta 

Anualmente se realizan cerca de 24 millones de procedimientos faciales en todo el mundo, siendo el Plasma rico en plaquetas uno de los más pedidos:

La bioestimulación con plasma rico en plaquetas (PRP) es un procedimiento autólogo, es decir, que se realiza con sangre extraída en forma indolora del mismo paciente. Su objetivo es retroceder las señales comunes del envejecimiento de la piel en el área facial, cuello y manos. También busca mejorar algunas patologías como manchas, acné (y sus secuelas), estrías y cicatrices.

Hay varios mitos que rodean a este procedimiento, miremos algunos:

“El PRP rejuvenece la piel”

Verdadero. La bioestimulación con plasma rico en plaquetas permite retrasar el proceso de envejecimiento de la piel. Activa la regeneración celular, lo que permite obtener una mejor calidad de piel, más luminosa y lozana, con mejor textura, menos flacidez y menos arrugas.

“Puedo realizarlo las veces que desee”

Falso. El protocolo de aplicación y la frecuencia depende de cada paciente y del grado de envejecimiento cutáneo que presente. En rasgos generales, se aconseja aplicarlo 2 o 3 veces al año, para potenciar la regeneración tisular. Luego, puede repetir la misma rutina al año, con el fin de mantener activa la regeneración del tejido.

“Es un tratamiento muy bien tolerado”

Verdadero. Al ser un tratamiento autólogo (se obtiene sangre del propio paciente) no conlleva riesgos de alergias ni reacciones de incompatibilidad, lo que hace que sea un procedimiento seguro para el paciente. Este procedimiento, si bien es sencillo, se realiza en un consultorio de forma ambulatoria, con un equipo de profesionales médicos.

“Cualquier tipo de piel puede tratarse con PRP”

Falso.  Las pieles con acné en actividad o en tratamiento médico por alguna patología en particular no pueden ser sometidas a las infiltraciones con PRP.

“Es un tratamiento beneficioso”

Verdadero. Es recomendable cuando se empieza a observar que la piel pierde colágeno y su capacidad de regenación celular. Se puede aplicar a modo de tratamiento preventivo, en el caso de las pieles más jóvenes, o como restitutivo, en aquellas pieles más envejecidas. Será el médico quien, en última instancia, decida cuándo es el momento indicado para su aplicación.

“El tratamiento requiere de incapacidad medica”

Falso. Tras la aplicación, las personas pueden retomar de forma inmediata su vida profesional y social. No se generan marcas ni cicatrices, ni se debe guardar reposo.

 “Sirve para combatir la celulitis y las estrías”

Verdadero. Sirve para tratar toda patología que requiera de regeneración tisular. Se aplica mediante microinyecciones en las zonas afectadas. Al reparar las fibras y el tejido dañados, mejora el aspecto de la piel y regenera nuevas células, de mejor calidad.

 “Luego de realizar este tratamiento, no se necesita protector solar”

Falso. Luego de cualquier tratamiento médico y/o estético para mejorar la calidad de la piel es indispensable el uso de protector solar. Es importante concientizar acerca del daño que causa el sol, y de la necesidad de utilizar cremas o emulsiones con filtro solar (variará qué producto se usará en función de la época del año).

El Plasma rico en plaquetas es tratamientos de cuidado, que logra alcanzar resultados en poco tiempo sin causar convalecencia, pero que deben ser realizados por manos expertas, respetando el tiempo de aplicación entre sesión y sesión, utilizar las marcas de mejor calidad, no aplicarlos de forma excesiva y explicando muy bien al paciente las indicaciones post-tratamiento.

 

  • vicky_velasquez@hotmail.com